Consejos

Círculo Dorado en Islandia: cómo llegar y qué ver

El Círculo Dorado de Islandia o Círculo de Oro es una de las rutas más populares del viaje a Islandia. Tiene alguna de las paradas más impresionantes del país como el Geysir o la cascada Gullfoss. Aquí os cuento cómo recorrerla, las paradas obligatorias y algunos consejos para que podáis disfrutar de estos paisajes al máximo.

Cómo llegar al Círculo Dorado en Islandia: transporte

Como en todas las visitas que os hemos hablado de Islandia, el Círculo Dorado se puede visitar alquilando un coche o una caravana pero también se puede visitar contratando una excursión para el Círculo Dorado de un día completo. O incluso en transporte público.

Realmente, el Círculo Dorado no es una visita muy complicada en Islandia ya que se encuentra a unos pocos minutos de Reikiavik y se pueden visitar todas las paradas (que os cuento más abajo) en un solo día. Por eso es una de las visitas obligatorias de este viaje. Y claro, porque el paisaje te dejará con la boca abierta 🙂

Visitar el Círculo Dorado en coche

Como ya os he contado en otras entradas, en nuestro viaje a Islandia no contratamos un coche de alquiler porque era demasiado caro y como no íbamos a estar muchos días, preferimos contratar diferentes excursiones o transporte privado para movernos a todos lo sitios que queríamos. No obstante, si os habéis decidido a alquilar un coche, la ruta del Círculo Dorado o Círculo de Oro de Islandia es muy sencilla ya que todo está muy bien indicado y señalizado así que no tendréis problemas en encontrar ninguna de las paradas de este recorrido.

Para saber todo sobre cómo alquilar un coche en Islandia os hice un post que podéis leer aquí Alquiler de coche en Islandia: ¿con qué compañía hacerlo?

Visitar el Círculo Dorado con una excursión

Así que a nosotros nos quedaba la otra opción: contratar una excursión para ir al Círculo Dorado. Como ya os conté en el post sobre la Laguna Azul, nosotros contratamos una excursión de un día entero en la que fuimos  a ver el Círculo Dorado al completo y después a la Laguna Azul. Es una excursión bastante cansada y tampoco es muy barata (nos salió a unos 115 euros por persona, casi todas las agencias manejaban este precio) pero es una buena idea si no quieres complicarte mucho y no tienes mucho tiempo.

La verdad es que nosotros nos lo pasamos muy bien en la excursión y pudimos ver todo perfectamente. Además, cuentas con la ventaja de llevar un guía que te explica en todo momento lo que estás viendo. Aunque si vais en coche, basta con llevar la información preparada de casa.

Visitar el Círculo Dorado en transporte público

Y para los que queréis ir en transporte público, también está bastante bien comunicado aunque tendréis que caminar bastante más. Solo tendréis que tomar el bus que va de Reykjavik  a Gullfoss, es decir la línea 6-6A. El problema es que solo hay uno diario (al menos cuando nosotros fuimos) y el de ida salía a las 10h y volvía a las 16h.

Qué ver en el Círculo Dorado en Islandia

Aquí os dejo todas las paradas que hicimos nosotros en el Círculo Dorado y nuestra experiencia en cada una de ellas.

Parque Nacional de Thingvellir

Esta es la parada más alejada de Reikiavik por lo que muchos viajeros y excursiones comienzan por aquí para después ir acercándose a la capital.

Lo que más me llamó la atención de Thingvellir es que se encuentra en medio de dos continentes ya que se encuentra sobre las falla que separa las placas tectónicas euroasiática y norteamericana. De hecho, podréis apreciar perfectamente la brecha que, según cuentan, cada año se hace más grande.

Todo el recorrido en el Parque Nacional de Thingvellir está muy bien señalizado (como todos lo sitios turísticos de Islandia, en realidad) y nos llevará a algunos de los puntos más bonitos de esta parada como son:

  • La cascada de Oxararfoss
  • El lago Pingvallavatn, que es el más grande de Islandia
  • Las aguas increíblemente cristalinas de Silfra
  • El lugar donde los vikingos establecieron el primer parlamento democrático del mundo

Si quieres saber más sobre todas las paradas obligatorias sobre el asentamiento de los vikingos en Islandia, puedes hacerlo en mi post Ruta de los vikingos en Islandia: todas las paradas y su historia

Este recorrido os llevará unas dos horas, pero es tremendamente agradable. Una actividad que os puede resultar muy interesante realizar en la brecha de Silfra es buceo o snorkel. Puedes contratarlo allí directamente y ellos te dejarán un neopreno para no morirte de frío es esas preciosas aguas cristalinas y gélidas.

Cascada Bruarfoss

Ya os comenté en el post dónde os relaté toda nuestra experiencia en Islandia que esta fue una de mis paradas favoritas. La cascada de Bruarfoss no es la más caudalosa ni, desde luego, la más alta de Islandia pero su paisaje es precioso y estoy segura de que os sorprenderá tanto como a mí.

Lo que hace única a esta cascada es que tiene forma circular que, junto con su color turquesa, hace que parezca un paisaje de película. Además, no es de las zonas más frecuentas por los turistas por lo que puedes disfrutar tranquilamente de la naturaleza que estás viendo.

El hecho de que no haya muchos turistas en la cascada de Bruarfoss es porque también es el punto con acceso más complicado del recorrido del Círculo Dorado. Puedes ir con el coche, siguiendo las indicaciones o el gps hasta el parking más cercano y de ahí tendrás que caminar por el campo unos cinco minutos que, aunque no se trata de un terreno muy difícil, no está para nada indicado. Esto es debido a que se encuentra en una propiedad privada, por eso no hay señalizaciones como en el resto de las paradas. No obstante, si vais con una excursión, os llevarán sin problema hasta vuestro destino.

Os recomiendo mucho visitar la cascada de Bruarfoss, os quedarán unas fotografías impresionantes.

Geysir

Y si antes hablábamos de una parada poco conocida, Geysir es sin duda la más conocida por todos los turistas que viajan a Islandia.

Como su nombre indica, aquí podemos ver géisers, un fenómeno natural impresionante y que no podrás dejar de fotografiar. Los géisers son fuentes geotermales intermitentes que en su momento de eclosión lanzan al aire un chorro de agua caliente. Por eso son tan impresionantes de ver. Y no os preocupéis, aquellas zonas que pueden ser peligrosas porque el agua que emite es demasiado caliente están bien acotadas para que nadie corra peligro.

El más famoso de todos es conocido como Geysir y se caracteriza porque lanzaba agua a 122 metros de altura, aunque hace tiempo que perdió su actividad debido a la acción contaminante de los turistas y los objetos que le arrojaban que hicieron que se taponara.

Así que, hoy en día, el más increíble que podemos ver en acción es el géiser Strokkur que lanza su agua a 20 metros de altura cada cinco minutos. Así que tranquilo, sí o sí tendrás tu foto con el géiser en acción.

Cascada Gullfoss

Si os contaba que la cascada Bruarfoss me encantó, no tengo palabras para describir la cascada Gullfoss. También es un punto muy conocido y popular de Islandia por lo que, después de haber oído hablar tanto de ella, pensé que podía llegar a decepcionarme. Pero todo lo contrario. No me podía creer lo que estaba viendo y eso que ya habíamos visitado varias cascadas durante nuestros días por Islandia…

Esta cascada cuenta con doble altura, es decir, tiene una primera caída más corta y la segunda en la que el agua desaparece en un cañón que tiene 30 metros de profundidad. El sonido que produce, la explosión de agua, el paisaje…todo un forma un conjunto que es difícil de mostrar incluso en fotografía.

Para ver las diferentes perspectivas de esta cascada hay dos senderos diferentes. El primero te lleva a la primera base de la cascada y el segundo te lleva a ver una vista completa de la cascada.

Cráter Kerio

La parada del cráter Kerio también se ha hecho muy popular en los últimos tiempos. Y es que el paisaje no es para menos. Se trata de la cima de un volcán con un cráter de colores que, en su interior, alberga un precioso lago verdoso.

Para acceder al cráter Kerio hay que pagar una entrada especial ya que se encuentra dentro de una propiedad privada. La entrada es simbólica y solo cuesta 400 ISK por persona. Esto hace que esté muy preparado para los turistas y para que todos nos llevemos unas fotos bonitas del cráter. Además, hay un camino que os llegará hasta el interior del cráter, una pasada. Totalmente recomendable.

Cascada Urridafoss

Este es el último punto que visitamos y, no sabemos si ya era por todo lo que habíamos visto o porque el cansancio ya venía acechando pero para nosotros fue la parada más prescindible del Círculo Dorado. Y es que después de ver todas las anteriores cascadas, la cascada Urridafoss no nos pareció tan impresionante. Igualmente, se trata de la cascada más caudalosa del país así que tampoco es poca cosa.

Tiene una altura de seis metros y otra cosa buena que tiene es que, al menos bajo nuestra experiencia, tampoco tiene muchos turistas y es un espacio más relajante que las otras cataratas que, aunque son impresionantes, sí están repletas de turistas.

Qué debes saber antes de ir al Círculo Dorado en Islandia

  • No suele haber muchos restaurantes en la zona y los pocos que hay son bastante caros por lo que mejor llevar una buena mochila con vuestros bocadillos para disfrutar en plena naturaleza
  • Id preparados para cualquier tiempo y clima, ya sabéis lo cambiante que es el clima en Islandia. Si quieres puedes leer el post que hice sobre el clima en Islandia
  • Esta ruta es posible realizarla todo el año, pero nosotros recomendamos hacerla en verano porque algunas actividades como el buceo o snorkel se pueden cancelar en invierno
  • Si vais en coche, recargad el depósito antes de salir porque no hay muchas gasolineras en la ruta
  • El trekking no es muy complicado y casi toda la ruta es muy sencilla, para todos los niveles

Espero que os haya gustado este post. Si tenéis cualquier duda sobre el Círculo Dorado o queréis aportar nueva información, os espero en comentarios 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *